Se produjo un error en este gadget.

julio 25, 2006

Joyeux Noël


Christian Carion (Francia - Alemania - Inglaterra - Rumania 2005)

Situada en la primera guerra mundial, víspera de navidad 1914, más específicamente, en 3 trincheras, enemigas entre si: La Francesa, La Alemana y La Inglesa (Escoceses). Cada uno con sus respectivos planes de acabar, eliminar o como se dice vulgarmente borrar del mapa al enemigo.

La trinchera alemana, recién recibió un ataque sorpresa (fallido) por parte de los franceses, el teniente Horstmayer decide mandar a uno de sus soldados rasos Nikolaus Sprink, de vuelta al cuartel general, para servir de entretenimiento, junto con su prometida en un recital navideño. Resulta que Sprink es un renombrado cantante de ópera. Posterior a su presentación con los altos mandos militares, decide regresar a la trinchera, para brindarles a sus compañeros de crimen un concierto como regalo, y así tratar de olvidar la miseria humana que les obliga a deshacerse de cuanta lágrima sea posible.


Mientras tanto, los franceses deciden efectuar un ataque sorpresa a los alemanes en plena Nochebuena, pero es detenido oportunamente por el concierto navideño que efectuaban los alemanes al que los escoceses se habían unido a través de sus tradicionales Gaitas, generando un brote humanitario, que les brinda un espacio sensible que es difícil encontrar bajo dichas circunstancias. Es decir, estaban en tregua, en paz momentánea.
A raíz de esta tregua, esta noche de paz, se desatan ciertos eventos que irónicamente pondrán en riesgo sus vidas, debido al contagioso deseo de paz.

Se destaca a Benno Fürmann (Nikolaus Sprink) a quien vimos en “La Princesa y el Guerrero” (Der Krieger und die Kaiserin. 2000) con su cualidad inexpresiva y mirada sorprendida.

Son pocas las escenas de guerra en los 116 min. que dura la película, apela mas al contenido histórico propio que al sentimentalismo puro, por lo que no hay una liga tan directa o “visual” con las atrocidades de la misma, lamentablemente esto trae como consecuencia que las situaciones pacíficas se tornan un tanto “normales”, incluso en ocasiones hasta chuscas, y pierde impacto la decisión de los altos mandos (de las trincheras) de la tregua. Evidentemente no nos libra de la tensión o estrés de que una palabra equivocada o un movimiento errado, puede desatar la peor de las tragedias en un intento de la mejor de las paces.

La guerra. Tema históricamente abundante en el cine. Pero escasamente tratado desde las consecuencias de la Paz, desde un punto de vista que algunos mandatarios no entenderían, puesto que jamás se situarán en el frente a frente con el enemigo, donde una persona es mucho mas que un arma o peor aún, un blanco.

Altamente Recomendable

julio 01, 2006

La Prueba


John Madden (EUA 2006)

Película centrada en la vida de Catherine, joven hija de un prominente matemático, Robert quien a sus escasos 22 años desarrolla el trabajo mas importante de su carrera, pero que tiene el infortunio de entregarse a sus alucinaciones, lo que ocasiona que Catherine lo cuide en los últimos años de su vida, despidiéndose así momentáneamente de los estudios y de su vida personal.
Catherine es la preferida de 2 hijas, puesto que comparte el gusto y pasión de su padre por la matemática, en cambio a su hermana parece interesarle más la vida social de Nueva York, lo que resulta enfermizo para Cathy. Posterior a la muerte de su padre, entra en una etapa depresiva, donde se debate entre la genialidad y locura que hereda de su padre.


No puede faltar el pretendiente, Hal, que admira el trabajo de Robert y se enamora de Cathy. A ella en un principio le parece indiferente, pero después del velorio de su padre, se convierte en su primer amigo y amor, cosa que le llevara a confiarle un secreto que les traerá dudas acera de la sanidad mental de ella, debido a la adjudicación de un descubrimiento.


La actuación de Gwyneth Paltrow (Catherine) es sobresaliente pues se despoja de todo glamour y parafernalia que generalmente le rodea y deja simple y sencillamente a la actriz, desaliñada y con expresión de fastidio cual clásico estereotipo de los genios.


Jake Gyllenhaal interpreta a Hal, quien después de una polémica cinta de vaqueros, aparece en este rol secundario, aunque bien sirve de apoyo y en ningún momento pone en duda quien es el protagonista si dista de parecer un ratón de biblioteca o como suelen llamarles “geeks”.


Sir Anthony Hopkins tiene una participación mínima en la película, pero suficiente, para darle peso a su personaje y explicar mas por sus ademanes y gestos, la genial locura por la que atraviesa Robert.


Siempre es apasionante el tema de la matemática y de las personas que a través de sus dones logran dominarla de tal manera que al final del tiempo no se sabe quien domina a quien. La matemática es un camino tan largo y no precisamente en linea recta, donde fácilmente se puede perder de vista el objetivo y tener como resultados puras conjeturas, e hipótesis vanas que no aportan nada al conocimiento humano. Como olvidar “Pi : El orden del Caos”, o “Mente Brillante”, “Mente Indomable” entre otras, donde tratan precisamente estos temas.


El único pero que le pongo a la película, es precisamente la escasa matemática que se deja ver, a pesar de ser parte del tema central. Se habla de un descubrimiento que va a cambiar la matemática tradicional, pero nada mas, no se hace el mínimo esfuerzo por dar siquiera una hipótesis.


A pesar de esta carencia, es altamente recomendable. Para los que no la han visto esta en MMCinemas Gemelos Tec.