Se produjo un error en este gadget.

julio 25, 2006

Joyeux Noël


Christian Carion (Francia - Alemania - Inglaterra - Rumania 2005)

Situada en la primera guerra mundial, víspera de navidad 1914, más específicamente, en 3 trincheras, enemigas entre si: La Francesa, La Alemana y La Inglesa (Escoceses). Cada uno con sus respectivos planes de acabar, eliminar o como se dice vulgarmente borrar del mapa al enemigo.

La trinchera alemana, recién recibió un ataque sorpresa (fallido) por parte de los franceses, el teniente Horstmayer decide mandar a uno de sus soldados rasos Nikolaus Sprink, de vuelta al cuartel general, para servir de entretenimiento, junto con su prometida en un recital navideño. Resulta que Sprink es un renombrado cantante de ópera. Posterior a su presentación con los altos mandos militares, decide regresar a la trinchera, para brindarles a sus compañeros de crimen un concierto como regalo, y así tratar de olvidar la miseria humana que les obliga a deshacerse de cuanta lágrima sea posible.


Mientras tanto, los franceses deciden efectuar un ataque sorpresa a los alemanes en plena Nochebuena, pero es detenido oportunamente por el concierto navideño que efectuaban los alemanes al que los escoceses se habían unido a través de sus tradicionales Gaitas, generando un brote humanitario, que les brinda un espacio sensible que es difícil encontrar bajo dichas circunstancias. Es decir, estaban en tregua, en paz momentánea.
A raíz de esta tregua, esta noche de paz, se desatan ciertos eventos que irónicamente pondrán en riesgo sus vidas, debido al contagioso deseo de paz.

Se destaca a Benno Fürmann (Nikolaus Sprink) a quien vimos en “La Princesa y el Guerrero” (Der Krieger und die Kaiserin. 2000) con su cualidad inexpresiva y mirada sorprendida.

Son pocas las escenas de guerra en los 116 min. que dura la película, apela mas al contenido histórico propio que al sentimentalismo puro, por lo que no hay una liga tan directa o “visual” con las atrocidades de la misma, lamentablemente esto trae como consecuencia que las situaciones pacíficas se tornan un tanto “normales”, incluso en ocasiones hasta chuscas, y pierde impacto la decisión de los altos mandos (de las trincheras) de la tregua. Evidentemente no nos libra de la tensión o estrés de que una palabra equivocada o un movimiento errado, puede desatar la peor de las tragedias en un intento de la mejor de las paces.

La guerra. Tema históricamente abundante en el cine. Pero escasamente tratado desde las consecuencias de la Paz, desde un punto de vista que algunos mandatarios no entenderían, puesto que jamás se situarán en el frente a frente con el enemigo, donde una persona es mucho mas que un arma o peor aún, un blanco.

Altamente Recomendable

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Good article! wow gold opportunity!

Anónimo dijo...

Buen comentario.
Cierto, parece que temes que digan algo equivocado y todo se desplome, que la burbuja de jabón de paz de pronto se rompa.
Sin embago asombra la valentía con la que estos hombres afrontaron las consecuencias de haber sido diferentes después de ese "in pass" de Paz.

Homero Francisco dijo...

Que tal

¿Oye, como le haces para insertar el adsense en tu blog? De hecho, ya he buscado y creo que en algunos casos cobran por ello.

Saludos y felicidades de antemano por tu proxima boda

Homero