Se produjo un error en este gadget.

noviembre 29, 2006

The Prestige

*****
Chris Nolan (Estados Unidos 2006)
Christian Bale, Hugh Jackman, Michael Caine, Scarlett Johansson.

Altamente Recomendable

El tema de la magia llegó repentinamente al cine. Gracias a la mano maestra de Chris Nolan (Memento, Insomnia, Batman Begins) llega esta cinta, que casi casi es una respuesta -mucho más refinada, eso si- al Ilusionista de Neil Burger y Edward Norton.

La historia central es casi simple: la competencia obsesiva entre Robert Angier (Hugh Jackman) y Alfred Borden (Christian Bale) por mejorar uno el truco del otro, lo que lleva a uno de ellos a extremos impresionantes, que casi casi constituye una advertencia en contra del famoso adagio de "el fin justifica los medios". No obstante, la historia es tan envolvente, dada la multitud de acontecimientos que la rodean que incluye una trágica muerte, espionaje y contra-espionaje, amor y una nada despreciable dosis de suspenso, que prácticamente no puedes levantarte del asiento.

Las actuaciones de Bale y Caine son excelentes. En ese sentido, la sorpresa es sin duda Hugh Jackman. En su papel del mago obsesivo -no solo en superar a su adversario, sino en vengarse de el- es muy sólida y convincente, y gracias a la trama, uno acaba convencido de que el bueno (Angier) en realidad es el malo, y que el malo (Borden) en realidad no lo es. Bale, como de costumbre, brinda un trabajo excepcional. Quizá la única mancha es Scarlett Johansson, a quien siento un poco sobreactuada.

Mención aparte, desde luego merece un irreconocible David Bowie, en su papel de Nikola Tesla, del cual por cierto tomaron un invento real (vea http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Tesla_colorado.jpg), además de sus frecuentes desencuentros con Thomas Edison.

El mensaje al final es ockhamismo puro. Siendo las cosas como son, la explicación más simple tiende a ser la correcta. Y desde luego, la advertencia final no tiene desperdicio: cuidado con ganar el mundo entero, y perderse a si mismo.

TRIVIA: Christian Bale interpretó a un jovencito Jim Hawkins junto a Charlton Heston como John Silver en "Tresaure Island", además de interpretar a Jesús en "Mary, mother of God"

julio 25, 2006

Joyeux Noël


Christian Carion (Francia - Alemania - Inglaterra - Rumania 2005)

Situada en la primera guerra mundial, víspera de navidad 1914, más específicamente, en 3 trincheras, enemigas entre si: La Francesa, La Alemana y La Inglesa (Escoceses). Cada uno con sus respectivos planes de acabar, eliminar o como se dice vulgarmente borrar del mapa al enemigo.

La trinchera alemana, recién recibió un ataque sorpresa (fallido) por parte de los franceses, el teniente Horstmayer decide mandar a uno de sus soldados rasos Nikolaus Sprink, de vuelta al cuartel general, para servir de entretenimiento, junto con su prometida en un recital navideño. Resulta que Sprink es un renombrado cantante de ópera. Posterior a su presentación con los altos mandos militares, decide regresar a la trinchera, para brindarles a sus compañeros de crimen un concierto como regalo, y así tratar de olvidar la miseria humana que les obliga a deshacerse de cuanta lágrima sea posible.


Mientras tanto, los franceses deciden efectuar un ataque sorpresa a los alemanes en plena Nochebuena, pero es detenido oportunamente por el concierto navideño que efectuaban los alemanes al que los escoceses se habían unido a través de sus tradicionales Gaitas, generando un brote humanitario, que les brinda un espacio sensible que es difícil encontrar bajo dichas circunstancias. Es decir, estaban en tregua, en paz momentánea.
A raíz de esta tregua, esta noche de paz, se desatan ciertos eventos que irónicamente pondrán en riesgo sus vidas, debido al contagioso deseo de paz.

Se destaca a Benno Fürmann (Nikolaus Sprink) a quien vimos en “La Princesa y el Guerrero” (Der Krieger und die Kaiserin. 2000) con su cualidad inexpresiva y mirada sorprendida.

Son pocas las escenas de guerra en los 116 min. que dura la película, apela mas al contenido histórico propio que al sentimentalismo puro, por lo que no hay una liga tan directa o “visual” con las atrocidades de la misma, lamentablemente esto trae como consecuencia que las situaciones pacíficas se tornan un tanto “normales”, incluso en ocasiones hasta chuscas, y pierde impacto la decisión de los altos mandos (de las trincheras) de la tregua. Evidentemente no nos libra de la tensión o estrés de que una palabra equivocada o un movimiento errado, puede desatar la peor de las tragedias en un intento de la mejor de las paces.

La guerra. Tema históricamente abundante en el cine. Pero escasamente tratado desde las consecuencias de la Paz, desde un punto de vista que algunos mandatarios no entenderían, puesto que jamás se situarán en el frente a frente con el enemigo, donde una persona es mucho mas que un arma o peor aún, un blanco.

Altamente Recomendable

julio 01, 2006

La Prueba


John Madden (EUA 2006)

Película centrada en la vida de Catherine, joven hija de un prominente matemático, Robert quien a sus escasos 22 años desarrolla el trabajo mas importante de su carrera, pero que tiene el infortunio de entregarse a sus alucinaciones, lo que ocasiona que Catherine lo cuide en los últimos años de su vida, despidiéndose así momentáneamente de los estudios y de su vida personal.
Catherine es la preferida de 2 hijas, puesto que comparte el gusto y pasión de su padre por la matemática, en cambio a su hermana parece interesarle más la vida social de Nueva York, lo que resulta enfermizo para Cathy. Posterior a la muerte de su padre, entra en una etapa depresiva, donde se debate entre la genialidad y locura que hereda de su padre.


No puede faltar el pretendiente, Hal, que admira el trabajo de Robert y se enamora de Cathy. A ella en un principio le parece indiferente, pero después del velorio de su padre, se convierte en su primer amigo y amor, cosa que le llevara a confiarle un secreto que les traerá dudas acera de la sanidad mental de ella, debido a la adjudicación de un descubrimiento.


La actuación de Gwyneth Paltrow (Catherine) es sobresaliente pues se despoja de todo glamour y parafernalia que generalmente le rodea y deja simple y sencillamente a la actriz, desaliñada y con expresión de fastidio cual clásico estereotipo de los genios.


Jake Gyllenhaal interpreta a Hal, quien después de una polémica cinta de vaqueros, aparece en este rol secundario, aunque bien sirve de apoyo y en ningún momento pone en duda quien es el protagonista si dista de parecer un ratón de biblioteca o como suelen llamarles “geeks”.


Sir Anthony Hopkins tiene una participación mínima en la película, pero suficiente, para darle peso a su personaje y explicar mas por sus ademanes y gestos, la genial locura por la que atraviesa Robert.


Siempre es apasionante el tema de la matemática y de las personas que a través de sus dones logran dominarla de tal manera que al final del tiempo no se sabe quien domina a quien. La matemática es un camino tan largo y no precisamente en linea recta, donde fácilmente se puede perder de vista el objetivo y tener como resultados puras conjeturas, e hipótesis vanas que no aportan nada al conocimiento humano. Como olvidar “Pi : El orden del Caos”, o “Mente Brillante”, “Mente Indomable” entre otras, donde tratan precisamente estos temas.


El único pero que le pongo a la película, es precisamente la escasa matemática que se deja ver, a pesar de ser parte del tema central. Se habla de un descubrimiento que va a cambiar la matemática tradicional, pero nada mas, no se hace el mínimo esfuerzo por dar siquiera una hipótesis.


A pesar de esta carencia, es altamente recomendable. Para los que no la han visto esta en MMCinemas Gemelos Tec.

junio 17, 2006

Poseidon


Wolfgang Petersen (USA 2006)

“The Poseidon Adventure” (1972) y “Beyond the Poseidon” (1974), son películas previas de la catástrofe Poseidón (Ironía obvia del dios de los Mares y océanos). La primera destaca a Gene Hackman, Ernest Borgnine, Shelley Winters entre otros. Una película que previo al desastre hace un análisis de los personajes y justifica su comportamiento posterior. Entretenida, efectos propios de la época y en términos generales buena historia (propia de un best seller).

Lamentablemente no podemos decir lo mismo de la multimillonaria “POSEIDON” de Petersen, que viendo sus trabajos previos, no nos extraña este último fallido. Carente absoluta de historia, la tragedia sucede tan pronto, que no da tiempo de conocer los caracteres de los personajes, solo deja entrever un político retirado, un homosexual despechado a punto de suicidarse y un apostador.
Posterior al vuelco del barco se forman dos grupos totalmente ajenos entre si, el mas numeroso, el de los conformistas y clásicos borregos que hacen lo que les dicen y por consiguiente les va mal, en contraste con los héroes de película, que nada los detiene, a pesar de los obstáculos, ¡ah! y también son invulnerables (bueno algunos).

Josh Lucas interpreta a Dylan, el apostador, clavadista y rescatista, que dirige el plan de salida junto con Robert Ramsey (un ya veterano Kurt Russell). El resto del variado grupo lo conforman el arquitecto homosexual (sin comentarios), la madre soltera con su hijo, la hija de Ramsey junto con su novio, y dos latinos un mesero y su amiga.

La película tiene sus toques chuscos, como cuando el niño no sabe porque razón, quedo atrapado en un cuarto en inundación, o el personaje de Kevin Dillon “Lucky Larry” que tiene una que otra puntada. El resto de la película transcurre entre cruzada tras cruzada, explosiones y movimientos bruscos que impiden que el espectador descanse y se percate de la escasez de trama.

En términos generales, la película no tiene historia, las actuaciones se ven opacadas por los saturados efectos y circunstancias extremas. Nada recomendable. Si quieren ver un mejor Poseidón, vean la primera “The Poseidon Adventure”.

mayo 26, 2006

Good Night and Good Luck (2005)****

Director: George Clooney
Guión: George Clooney y Grant Heslow
Protagonistas: David Strathairn, Robert Downey Jr, Patricia Clarkson

De entrada debo decir que hay 3 temas que en entretenimiento me resultan apasionantes: los juicios, medicina y periodismo. En cuanto a los juicios, como olvidar películas como El Veredicto, Tiempo de Matar y Cuestión de Honor. En cuanto a medicina, ahí está la mejor serie de medicina de todos los tiempos: St. Elsewhere, y desde luego la ya venerable ER. Y claro, no hay que omitir El Informante o Todos los Hombres del Presidente.
Good Night and Good Luck, o como se le llamó aquí Buenas Noches y Buena Suerte (gracias a Dios que no utilizaron otro título, como "El Periodista que se Enfrenta a el Senador") va por esta última vena, y en algunos casos llega a parecer más bien un documental que una película. Situada en los años 50's, la película narra la denuncia de los métodos del senador McCarthy para perseguir comunistas hecha por Edward R. Morrow en su programa "See It Now", y las reacciones que deben enfrentar tanto Morrow (David Strathairn) como su productor Fred Friendly (George Clooney), tanto en la misma CBS, como en los medios norteamericanos. Lo que hace algo más interesante esta película es que los hechos son vistos a través de los ojos de una pareja que oculta su matrimonio al resto del staff de CBS.
Debido a su corta duración y a la agilidad del libreto, la película pasa como rayo. Los hechos se van narrando casi de forma cronológica, como un flashback de la primera escena, pero la narración es lo suficientemente detallada para entender los hechos, sin perder agilidad.
Las actuaciones, en especial las de David Strathairn y Ray Wise (Don Hollenbeck) son excelentes. David Strathairn se apoya en una voz sumamente agradable y en un porte que sin duda envidiaría el verdadero Morrow. El resto del cast -Jeff Daniels, George Clooney, Frank Langella y hasta Robert Downey, Jr.- tienen un trabajo muy sólido. Aunque la película transcurre gran parte sin música de fondo, las piezas de jazz utilizadas en algunos momentos son soberbias.
La única objeción que se le podría poner a la película, es que -debido a que pasa en blanco y negro- los subtítulos en algunos casos son difíciles de leer, y hay momentos en que prácticamente se tiene que recurrir a escuchar mejor el diálogo para entender que está diciendo cada quien.
Sin embargo, aun con este handicap, la película es sin duda muy recomendable.
Para el trivia. David Strahairn y otro protagonista de la cinta, Tate Donovan, trabajaron juntos hace mucho tiempo en otra cinta, de corte completamente distinto. Ambos más jovenes pueden ser recordados como Luke Sinclair y Craig Harriman en "Memphis Belle"

abril 26, 2006

CRÓNICAS


Sebastián Cordero. 2006

Desarrollada en la ciudad de Babahoyo, Ecuador. Vinicio, un hombre que por una distracción, se ve involucrado en un linchamiento del cual es protagonista. La agonía crece al mismo tiempo que la esperanza decae. Manolo, un reportero de historias sensacionalistas, por un segundo le brota la conciencia y logra ayudar a Vinicio. Posteriormente encarcelado, Vinicio logra establecer contacto con Manolo, al cual ruega ayuda para sacarle de prisión, a cambio de proporcionarle información valiosa acerca del “monstruo”, asesino serial que siembra el pánico en la ciudad. El reportero movido siempre en pro de la noticia cree poder resolver el caso del asesino y garantizarse un mayor protagonismo en la televisora.

La cinta enfatiza el problema mediático, donde impera el raiting y el afán de ser el primero en dar la nota, sin importar las verdades a medias, las fuentes o la escasa investigación. Esto genera consecuencias graves, como soltar una noticia que no es verdad, que genera una impresión errónea en los espectadores, y que al tiempo, el medio de difusión se da cuenta que cometió un error y prefiere seguir e incluso hacer mas grande la mentira, que reconocer la equivocación, pues claro, solo denotaría la falta de profesionalismo con que se hizo la primera nota y perdería credibilidad y por lo tanto rating.

Manolo Bonilla es un reportero estrella de un noticiero sensacionalista en Miami, quien no se percata que su “instinto periodístico” ayudado por Vinicio lo llevará a un encrucijada que cuestiona la humanidad y le dejará la interrogante para responderse si vale la pena el trabajo. Manolo, interpretado por John Leguizamo, que a pesar de ser colombiano de nacimiento, se le nota titubeante en los diálogos, hasta el margen de caer en la falsedad. Ciertamente son pocas las ocasiones, pero suficientes como para demeritar el papel protagónico.

Damián Alcázar, quien ha demostrado su calidad actoral en cintas anteriores, no nos decepciona con este trabajo, donde interpreta a Vinicio, un Padre de familia amoroso, ejemplo de su vecindario, pero que esconde información que puede ser un arma de dos filos, lo puede sacar de prisión o perpetuarlo en el mejor de los casos. Sus expresiones, el acento, esa risa sarcástica que tiene aunado a la capacidad de adentrarse en el personaje, avalan la calidad de la película.

En general, la cinta presenta una temática bastante utilizada pero inteligentemente armada, apoyada en las actuaciones sobresalientes y la ambientación extraordinaria. En ocasiones el relleno sale a flote, que a mi parecer no le hacia falta. La historia no se cierra, no tiene como algunos llaman “final feliz”, pero no por ello demerita la calidad, al contrario, al exponer la realidad tal cual y sin tapujos deja de lado la complacencia y agarra la calidad, en vez de la cantidad.

RECOMENDABLE.

abril 12, 2006

Cine en Venta

Vivimos una época de comercialización absoluta donde se trata de vender todo cuanto esté al alcance, por medio de ofertas intransigentes. La intención de los medios es notorio en cuanto se les observa unos minutos: hay que vender, vender, vender, no importa la calidad, sino la CANTIDAD. Por supuesto, no pretendemos tener altruismo en su máxima expresión, como dicen “por amor al arte”, es evidente que nadie hacemos un trabajo sin una remuneración, pero eso no elimina que el trabajo tenga los mínimos estándares de calidad. En pocas palabras, que el factor económico no sea el UNICO aporte del producto, sino parte del conjunto que lo conforma.

El cine es una de las áreas corrompidas por esta invasora mentalidad. El llamado séptimo arte se ve transformado en sus raíces que combinan fotografía, historia, creatividad, etc. Ha sido objeto del ambicioso manejo de quienes solo les interesa la venta. Poco a poco se introduce esta ideología tanto en productores como en los mismos espectadores, de tal manera que es poco perceptible esta metamorfosis, hasta que se analiza detenidamente el transcurso del cine en los últimos 30 años y es entonces donde nos damos cuenta de la enorme diferencia que existe, que hemos pasado largo tiempo recibiendo toda clase de “porquerías” sin un pestañazo que nos alarmara o detuviese la atención.

A la par que esto avanza, se ve catapultado por premios que tienen un dudoso juicio imparcial y análisis serio, donde la mayoría de las ocasiones, solo se trata de orgías de vanidades y elogios mutuos, además del eterno intento de “quedar bien con todos”, que quiérase o no, el resultado forma parte del juicio crítico de las personas. Y como en todo sistema, se ven involucrados muchos aspectos políticos que desvían el objetivo principal del premio.

En lo personal hace mucho tiempo que no veo una “buena película”, limitándome al cine americano comercial. Quién no recuerda genialidades como: 2001:odisea en el espacio, producto del excéntrico Kubrick; o El Padrino, con un genial Marlon Brando haciendo gala de sus habilidades; como olvidar un Charlton Heston de Ben-Hur; a un intrigante Hitchcock o un Orson Welles revolucionando la dirección.

Parece como si hubiese pasado mucho tiempo desde estas obras de arte en movimiento; pero lo cierto es que en la actualidad no parece regir el cine por su calidad temática, actuación o dirección; sino la cantidad de presupuesto con el que cuenta, o la magnificencia de los efectos especiales involucrados en el filme. Claro, son “apantallantes”, pero solo sirven para eso, para apantallar, pues como su nombre lo indica, se trata solo de una “pantalla” que impide ver el trasfondo de la película. Aunado a esto, vivimos una evidente escasez de historias originales con los recurrentes “Remakes” como La Pantera Rosa, Cupido Motorizado, El Planeta de los Simios, Psicosis o también los llamados “Remasterizados con 5 minutos nunca antes vistos” o “Versión del Director” como, El Exorcista, Star Wars, E.T, Apocalipsis Ahora, que solo resaltan la falta de creatividad y talento.

Con esto no pretendo hacer un llamado a que no vean películas, ni realizar una marcha en favor del buen cine, como pretenden arreglar algunos los problemas, sino simplemente emitir un juicio crítico consciente del material que vemos y así rescatar las raíces del cine que van más allá del mero entretenimiento.

abril 07, 2006

P R O X I M A M E N T E


Breve ensayo del adictivo VII_arte