Se produjo un error en este gadget.

mayo 26, 2006

Good Night and Good Luck (2005)****

Director: George Clooney
Guión: George Clooney y Grant Heslow
Protagonistas: David Strathairn, Robert Downey Jr, Patricia Clarkson

De entrada debo decir que hay 3 temas que en entretenimiento me resultan apasionantes: los juicios, medicina y periodismo. En cuanto a los juicios, como olvidar películas como El Veredicto, Tiempo de Matar y Cuestión de Honor. En cuanto a medicina, ahí está la mejor serie de medicina de todos los tiempos: St. Elsewhere, y desde luego la ya venerable ER. Y claro, no hay que omitir El Informante o Todos los Hombres del Presidente.
Good Night and Good Luck, o como se le llamó aquí Buenas Noches y Buena Suerte (gracias a Dios que no utilizaron otro título, como "El Periodista que se Enfrenta a el Senador") va por esta última vena, y en algunos casos llega a parecer más bien un documental que una película. Situada en los años 50's, la película narra la denuncia de los métodos del senador McCarthy para perseguir comunistas hecha por Edward R. Morrow en su programa "See It Now", y las reacciones que deben enfrentar tanto Morrow (David Strathairn) como su productor Fred Friendly (George Clooney), tanto en la misma CBS, como en los medios norteamericanos. Lo que hace algo más interesante esta película es que los hechos son vistos a través de los ojos de una pareja que oculta su matrimonio al resto del staff de CBS.
Debido a su corta duración y a la agilidad del libreto, la película pasa como rayo. Los hechos se van narrando casi de forma cronológica, como un flashback de la primera escena, pero la narración es lo suficientemente detallada para entender los hechos, sin perder agilidad.
Las actuaciones, en especial las de David Strathairn y Ray Wise (Don Hollenbeck) son excelentes. David Strathairn se apoya en una voz sumamente agradable y en un porte que sin duda envidiaría el verdadero Morrow. El resto del cast -Jeff Daniels, George Clooney, Frank Langella y hasta Robert Downey, Jr.- tienen un trabajo muy sólido. Aunque la película transcurre gran parte sin música de fondo, las piezas de jazz utilizadas en algunos momentos son soberbias.
La única objeción que se le podría poner a la película, es que -debido a que pasa en blanco y negro- los subtítulos en algunos casos son difíciles de leer, y hay momentos en que prácticamente se tiene que recurrir a escuchar mejor el diálogo para entender que está diciendo cada quien.
Sin embargo, aun con este handicap, la película es sin duda muy recomendable.
Para el trivia. David Strahairn y otro protagonista de la cinta, Tate Donovan, trabajaron juntos hace mucho tiempo en otra cinta, de corte completamente distinto. Ambos más jovenes pueden ser recordados como Luke Sinclair y Craig Harriman en "Memphis Belle"

No hay comentarios.: