Se produjo un error en este gadget.

julio 05, 2007

El Hombre del Año

Barry Levinson (EUA 2006)

El fin de semana pasado, llegamos Claudia y yo al cine, con ganas de ver una pelicula, y la situacion era la siguiente:


Cinepolis: 13 salas de cine

Shrek 3 – 6 salas

4 fantásticos – 6 salas

Crimen perfecto – 1 sala

MMCinemas : mismo panorama


Simplemente daba pena. Ante tal situación, no queda mas remedio que ir al videoclub a rentar alguna. En esta ocasión la elegida fue: El hombre del año de Barry Levinson.


Tom Dobbs (Robin Williams) un showman al mero estilo Jay Leno o David Letterman, bastante popular en Estados Unidos, ocurrente como él solo y ligero en su humor político. Cierta ocasión en pleno programa, una mujer del público le hizo una observación que al parecer era bastante inofensiva y propia del momento humorístico, “Sr. Dobbs, Ud. Debería postularse para presidente” (chiste bastante común, que ocasionó muchas risas). Lo que parecía ser un comentario a la ligera, se mantuvo cada vez mas presente en las emisiones de su programa, hasta que un día decidió presentarse como candidato oficial independiente para la presidencia de los Estados Unidos (si mal no recuerdo, un personaje vestido de payaso, se postulo para presidente en México, por el partido PRAU).


De primera intensión fue perdiendo popularidad, debido a que dejó de lado ese humor que permeaba en su programa y natural forma de conducirse, y se convirtió en un político más. Sin embrago, el día del debate entre candidatos, afloró nuevamente este carácter atrevido y encarador de Dobbs frente a los millones de televidentes, saliéndose contínuamente del programa establecido y del protocolo.


Mientras las campañas entraban en calor, una compañía de software, era la designada para proporcionar el nuevo sistema de las votaciones. Para evitar tanto papeleo y cortar tiempos en los conteos, se diseñó un programa para que el voto fuese electrónico. Y que creen? Adivinaron la obvia respuesta. En México, cuando Manuel Bartlett se saco de la manga aquella “caida del sistema” de la Comisión Electoral o el mentado voto por voto, se quedaron cortos. Si piensan que ya les conté toda la pelicula, se equivocan, es solamente al principio. El proceso electoral para elegir nuestros gobernantes juega un papel importante indudablemente, así también entre chiste y broma, aflora un poco de verdad en cuanto a los mismo candidatos, a quienes “elegimos” como representantes nuestros.


Hace un buen tiempo que no veía una película decente de Robin Williams, despues de los fiascos de “Locas vacaciones sobre ruedas”, “Una noche en el museo”, “Mas allá de la muerte”, etc. Drama con tintes humorísticos, deja un buen sabor ver la capacidad de Williams en diluir la comedia en un Drama. Es como una versión “light” de Patch Adams (al cabo esta de moda lo light) y me refiero a la combinación bien lograda de insertar comedia con drama, sin caer en los excesos y cada cual su peso en la película.


Como actriz secundaria, vemos a Laura Linney, a quien le quedan bien los papeles de no estable emocionalmente. Y en menor grado Christopher Walken, que a pesar de no aparecer mucho en la película, si tiene un peso importante en la trama, también Walken es bastante extremista en sus elecciones de trabajo.


En general es una pelicula recomendable, a Barry Levinson le hemos visto definitivamente mejores (El Natural, Rain Man, Hijos de la Calle, Escandalo en la Casa Blanca) pero al menos entre tanta escasez de historias originales, y peliculas con contenido de valor, vale la pena la renta de 25 pesos.


Rentenla.

No hay comentarios.: